lunes, 26 de julio de 2010

LOS MILAGROS SUCEDEN ,MI HIJO ME ENSEÑO QUE NADA ES IMPOSIBLE EL AMOR TODO LO PUEDE

Cuando esl sol de la tarde se ponia
y alguna que otra estrella aparecia
de repente la noche que venia
se detuvo y de pronto se hizo el dia
cuando habia perdido la esperanza
y en el ocaso mi vida se perdia
llego el hijo que tanto habia buscado
a recordarme lo bella que es la vida
desde aquel dia que lo vi por vez primera
aun no he podido recobrarme de mi asombro
como es posible que siga dando vida
y que mi niño me diga cuando y como
como se puede recobrar la fe perdida
con solo verlo sonreir frente a mis ojos
como he podido vivir en la ceguera
de no creer en mi mismo,ni en los otros
hoy que han pasado de aquel dia cuatro meses
veo feliz que la vida me dio todo
entre los sueños buscare la dicha oculta
para mostrarle al mundo mi alegria
y que la tarde se fundio en aquella noche
y de esa noche nacio este nuevo dia

10 comentarios:

  1. Qué bonito!!

    Espero que siempre mantengas esa ilusión...

    ResponderEliminar
  2. Que belo trabalho o seu!

    Parabéns!

    E obrigado pelo seu comentário em meu blog!

    ResponderEliminar
  3. Hola Guillermo
    Gracias per il comentário nel mio Blog...
    Dei una mirada nel tuio e me ha gustado e lo passarei a seguir.Perdona il mio Espanhol.

    ResponderEliminar
  4. Agradecido por adicionar o Psicosomática do ser. Retribuo reciprocamente, adicionando o seu blog. Nitidamente vejo uma firme conectividade de ambos os blogs num só propósito. Flávio Roberto Sobral Delgado

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por tu comentario.
    Fue muy bonito y se lo agradezco mucho.
    Tu poema es muy hermoso.
    Gracias por compartir.
    Eres maravilloso

    Mucho amor,
    Melodie

    ResponderEliminar
  6. Hola Guillermo! Soy Javier, el fotógrafo español de las fotografías de moda (www.asiveoasisiento.blogspot.com).

    Enhorabuena por este trabajo que estás haciendo, es magnífico. Y este último post para los que dejaron de intentar, precioso.

    Mi más sincera enhorabuena.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ese hijo será parte de tu propia luz, igual que ya lo es tu hija. Los hijos, pienso yo, no deben ser nuestros "continuadores", o nuestra "huella" en la vida, sino más bien un reflejo los principios transmitidos. Y estoy segura, que los tuyos serán fiel reflejo de tus valores y modelo de vida. Un abrazo, Ana

    ResponderEliminar
  8. Hola, Guillermo. Soy la esposa de Tom, el fotógrafo de Illinois (tombellart.com). Me encantó la canción que compusiste para tu hija. Preciosas las palabras, la música y tu voz. Saludos, María Rosa

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar